Casa Alianza es una organización humanitaria, apolítica, laica, sin fines de lucro que aboga por la defensa y protección de los derechos fundamentales de la niñez y juventud especialmente aquellos que son excluidos por la sociedad, los niños, niñas y adolescentes en desamparo.

Busca cumplir su misión de ser el primer proveedor de albergue y servicios a los niños, niñas y jóvenes (7- 18 años) que están sin hogar en la calle o que se encuentran en riesgo social, fomentando un espíritu de puertas abiertas y haciendo todos los esfuerzos para reunificar a los niños y niñas y mantenerlos en contacto con sus familias. Asimismo combatir los problemas sociales del abandono, malos tratos la crueldad, explotación sexual, laboral y abuso de los niños por medio de programas dirigidos a proteger, capacitar, reorientar a los niños, niñas y adolescentes, simultáneamente trabajamos con mucha intensidad la reubicación con la familia a través de un programa de Reintegración Familiar

Los programas de Casa Alianza ofrecen refugio, Alimentación, Vestuario, Atención en Salud Integral (Médica, Psicosocial, Psiquiátrica, Sexualidad, Infecciones de transmisión Sexual (ITS, VIH/ SIDA) Drogas, espiritual, las 24 horas del días los 365 días del año Asimismo los ejes de la educación formal preparación pre-vocacional y vocacional a los niños, niñas y jóvenes es una prioridad en los programas de la institución.

Un fuerte componente de la labor de Casa Alianza es la abogacía realizando, acciones de incidencia a nivel de la sociedad y las autoridades abogando ante las mismas para el cumplimiento de los derechos fundamentales de la niñez,  así también Casa Alianza denuncia de manera permanente las violaciones de los derechos de este sector de la población para que se establezca los correctivos correspondientes. Casa Alianza participa actínidamente en diferentes espacios institucionales públicos y privados para gestar y promover acciones y políticas públicas  que contribuyan al bienestar de los niños, niñas y jóvenes de Honduras.

Otra acción para contribuir a una cultura de derechos humanos es el desarrollo de acciones de sensibilización y educación a funcionarios públicos (policías, jueces, fiscales etc) sobre esta temática y la divulgación de documentos o publicaciones vinculadas a la problemática de la niñez y juventud en honduras (violencia sexual, ejecuciones extrajudiciales, explotación laboral etc)